Estimado cliente, en «Mascotas Unir» nos preocupamos por la salud y el bienestar de sus mascotas.
Es por ello, que brindamos toda la información que Ud necesita para poder decidir, cuál es el momento oportuno para intervenir quirúrgicamente a su animal.

Por favor, tenga a bien chequear la información brindada en esta página; a fin de que Ud pueda cotejar y comparar los datos de sus mascotas, con la información suministrada.

MASCOTAS

PESOS

PRECIOS M/H

EDADES

CELO

$ 3.500 6 MESES / 6 AÑOS
3 a 10kg $ 4.500 6 MESES / 6 AÑOS NO

Luego de comprobar, que su animal reúne todos los requisitos para ser sometido a una intervención quirúrgica leve, como es la castración; Ud deberá elegir en función de su Localidad y/o Barrio, la fecha disponible para reservar su turno.

Cronograma de turnos:

LUNES

MARTES

MIÉRCOLES

JUEVES

VIERNES

Agronomía; Belgrano; Chacarita; Colegiales; Devoto; Nuñez; Paternal; Saavedra; Villa del Parque; Villa Ortuzar; Villa Pueyrredón; Villa Urquiza. Morón;
3 de Febrero.
Caballito; Flores; Floresta; Liniers; Mataderos; Monte Castro; Parque Avellaneda; Parque Chacabuco; Velez Sarfield; Versalles; Villa Lugano; Villa Luro; Mitre; Villa Real; Riachuelo; Soldati. La Matanza (Excepto Gonzales Catán y Virrey del Pino) Almagro; Balvanera; Barracas; Boedo; Constitución; La Boca; Monserrat; Palermo; Parque Patricios; Pompeya; Puerto Madero; Recoleta; Retiro; San Telmo.

A fin de coordinar el Servicio de Castraciones y de Traslados de su mascota; tenga a bien completar el siguiente Formulario de Reservas de Turnos, ingresando sus «Datos Personales» y los «Datos de su Mascota».

Asimismo, si desea castrar a más de un (1) animal, de click en el botón Agregar Mascota.

Una vez completado dicho Formulario, el sistema generará un archivo PDF con todos los datos ingresados; el cuál, Ud deberá imprimir, firmar y entregar al chófer, al momento de retirar la mascota de su domicilio.

Para finalizar, deberá abonar una seña de $ 1000 por cada animal que desee castrar, a fin de que se pueda reservar su turno.

Formulario de Reserva



Preguntas Frecuentes

A partir de los 6 meses de edad, siempre y cuando los animales tengan el peso adecuado y buena salud. No existen desventajas médicas ni clínicas para rechazar la esterilización temprana. Su única barrera es el prejuicio de seguir humanizando a los animales: "cómo no va a ser madre una vez" o "es tan pequeño, esperemos a que madure". Hay que recordar que la madurez de los animales, no sólo está determinada por el crecimiento físico sino también por la educación que reciben.

Sí, incluso durante el embarazo; pero hacerlo antes del primer celo, es más beneficioso para ellas.

Es importante señalar que si se castran durante el celo, el olor que ellas emanan para atraer a los machos seguirá su curso natural. En otras palabras: el celo dura entre 10 y 14 días, entonces si, por ejemplo, la perra es castrada el día 8 de su celo, mantendrá ese olor y atracción hacia los machos por unos 6 días más. De ahí es que es fundamental que luego de la castración, la perra o gata permanezca en un lugar totalmente seguro de machos. Luego de que le pasen los días de ese celo, nunca más entrará en celo.

Con 12 horas de ayuno de comida y 5 horas de líquidos.

Y por supuesto, el animal debe estar sano: sin diarreas, vómitos, tratamientos médicos o complicaciones de salud.

No hay otros preparativos para la cirugía. Es importante llevarle una manta para cuando sale de la misma.

Al ser la castración una cirugía con anestesia general, 12 horas es el tiempo mínimo que tenemos que esperar para darles de comer a nuestros perros o gatos, hembras o machos, que han sido castrados. Esto es para que se recuperen de la anestesia.

Sólo los cachorros de 6 meses de edad, pueden comer unas 6 u 8 horas después de la cirugía, porque su metabolismo trabaja de forma más acelerada.

Al menos una semana sería lo ideal esperar para bañarlo, para evitar complicaciones en la zona de la cirugía.

Los Caninos (hembras o machos) deben quedar en un lugar tranquilo: techado, libre de corrientes de aire y ruidos fuertes. No deben tener acceso a la calle o a espacios abiertos.

Lo ideal, es que queden dentro de la casa ese día.

Los Felinos (hembras o machos) se recomienda dejarlos en lugares más pequeños y completamente cerrados (sin ventanas), preferentemente en jaulas transportadoras.
Ninguno, debe quedar acostado en lugares altos como sofás, camas o muebles.

Debemos impedir, que suban escaleras y/o salten.

Lo correcto es esperar a que los cachorros cumplan un mínimo de 8 semanas de vida. Entre las 4 y 8 semanas de edad de un cachorro se debe hacer el cambio de alimentación, para que pase de la leche materna al alimento concentrado.

El alimento debe introducirse lentamente (suavizado con agua, si hace falta).

No es correcto quitarlos de un día para el otro; pues eso, puede provocar en las mamás una mastitis.

Si los cachorros murieron al nacer, debe programarse una esterilización lo antes posible.

Consultar con su veterinario de confianza.

SÍ. SE RECOMIENDA, La complicación más frecuente en la recuperación de un animal, luego de su castración, es que se abra la herida porque el animal comienza a lamerla.

Es sumamente importante, evitar que ellos se laman y para ello, el collar isabelino es el método más seguro.

Una mascota va a vivir saludable por mucho más tiempo al ser esterilizada, porque va a tener menos riesgos de contraer cáncer. En las hembras, se evitan las complicaciones típicas del embarazo. A los machos los hace menos agresivos con otros animales ya que no buscarán pelear por una hembra en celo o por marcar territorio. También se evitará que el perro macho se pierda o escape del hogar por esta misma razón. Lo más importante también es que se evitará que se pierda o lo choque un auto por estar vagabundeando buscando a una hembra en celo.

La castración modifica los balances hormonales y el nivel de actividad del animal, pero esto no quiere decir que engorden. Si se controla su alimentación y mantiene a los animales activos físicamente, no tienen por qué modificar sus hábitos.

No tiene por qué suceder. En todo caso, cualquier cambio será positivo, se volverá un animal más afectivo, menos agresivo y con menos tendencia a pelear, marcar territorios y deambular.

La castración se realiza bajo anestesia general, de modo que el animal no siente nada. Después de la operación, quizás el animal esté un poco adolorido o se queje, pero es normal y el animal se recuperará rápidamente.

La sexualidad de los animales es por instinto y únicamente se activa durante el celo. Los animales no sienten el mismo deseo que los humanos. Ellos no van a sufrir porque no tienen pareja. Esto es un sentimiento humano que tendemos a malinterpretar en nuestras mascotas.

Esto suele creerse pero no es así. Estudios médicos demuestran que castrar gatas o perras antes del primer celo tiene mayores beneficios, no sólo porque elimina por completo el riesgo de padecer cáncer de útero o quistes ováricos, sino porque el riesgo de padecer cáncer de mama se reduce notablemente.

Por supuesto que sí. Los perros y los gatos sin castrar son capaces de preñar a varias hembras en un día. Los instintos de reproducción son tan fuertes que podrían escaparse por el sitio más inesperado. El macho dejará de marcar territorio y de deambular en busca de hembras.

Todo lo contrario, los animales castrados son más caseros y con ello puede aumentar su territorialidad y ser mejores guardianes. Y si ya son buenos guardianes, simplemente lo seguirán siendo.

Los beneficios son muchos, pero los que más destacan son:

  • reduce en gran porcentaje el riesgo de que padezcan cáncer de mama;
  • elimina por completo los embarazos y el sangrado (celo);
  • evita por completo el cáncer de útero, de ovarios, la piómetra (infección uterina);
  • evita por completo que contraigan tumores de transmisión venérea (sticker).

Los beneficios son muchos, pero los que más destacan son:

  • reduce la incidencia de tumores en próstata;
  • reduce hasta poder llegar a eliminar el marcado de territorio con la orina;
  • elimina los tumores testiculares;
  • reduce el riesgo de contraer infecciones por mordeduras en peleas, sobre todo en gatos;
  • evita por completo que contraigan tumores de transmisión venérea (sticker).

El embarazo psicológico no es una enfermedad. Se trata de un desajuste hormonal, que atraviesan muchas mascotas, y que se cursa con síntomas físicos como: abdomen inflamado, aumento del tamaño de las mamas y producción de leche. Los síntomas psicológicos son: tratar objetos o juguetes como si fueran cachorros, inquietud, nerviosismo y, en algunos casos síntomas de parto. Una mascota puede atravesar varios embarazos psicológicos y la mejor forma de prevenirlos, sobre todo en perras o gatas propensas a padecerlos, es la esterilización.

  • Eliminación del celo, con lo que dejan de manchar en casa y de atraer a los machos, desapareciendo además la ansiedad del animal y los maullidos y quejidos de las gatas que provoca este periodo. 
  • Elimina los embarazos psicológicos que se presentan en algunas hembras después del celo. 
  • Evita las infecciones uterinas (piómetras) y los quistes ováricos, además de reducir la incidencia de tumores de mama. 

  • Elimina el deseo sexual del animal, por lo que dejará de montar a otros animales o personas y no se mostrará ansioso y frustrado cuando detecten a una hembra en celo, evitando también en muchos casos las ganas de escapar y deambular fuera de casa, mejorando en definitiva la calidad de vida de nuestro animal. 
  • Se reduce o elimina la agresividad hacia otros machos y, especialmente en el caso de los gatos, el marcar con orina la casa. 
  • Influye positivamente en las afecciones de próstata y otras enfermedades (algunas afecciones de la piel, etc.) 

  • Evitara crías no deseadas, mordeduras, peleas, fugas, maullidos nocturnos, rociado de orina, problemas con los vecinos. 
  • Sus animales serán más sanos, vivirán más años y serán más guardianes. 

  • Menos cantidad de animales en la vía pública. 
  • Menos animales abandonados por lo tanto menos maltrato y sufrimientos.
Compartir contenido